La Audiencia Nacional basa en un "riesgo abstracto" de nuevos atentados la condena a prisión a 12 raperos

fotoLetrados denuncian que la sentencia que condena a dos años y un día a los doce raperos de La Insurgencia contradice la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La magistrada Ángela Murillo se desmarca de la decisión y señala que los condenados solo buscaban "notoriedad".

publico.es. ALEJANDRO TORRÚS.- Para las magistradas de la Audiencia Nacional Teresa Palacios Criado y Carmen Paloma González los jóvenes raperos que integran el colectivo La Insurgencia son culpables de un delito de enaltecimiento del terrorismo. Por ello, los doce integrantes enjuiciados han sido condenados a dos años y un día de prisión, con el voto discrepante de la magistrada Ángela Murillo Bordallo, que los consideraba inocentes. Sin embargo, llama la atención el hecho de que la sentencia condenatoria no explique qué riesgo concreto para "la convivencia pacífica de la sociedad" suponen las letras del grupo de rap La Insurgencia.

Encuentro “Estatal” de grupos y colectivos por la amnistía social: COMUNICADO DE SOLIDARIDAD

logoVallekas 25-11-2017. Los grupos y colectivos participantes en el Encuentro por la Amnistía Social celebrado en la Parroquia de S. Carlos Borromeo (Madrid), queremos mostrar nuestro apoyo afectuoso y solidario con quienes en estos momentos están sufriendo la represión como consecuencia de sus luchas en defensa de su dignidad.
Desgraciadamente estamos asistiendo a una represión desmedida y en todas sus variantes (baja, media y alta intensidad) desde el poder, como método para mantener sus privilegios e intereses. Nos encontramos con una gran cantidad de casos, víctimas de graves represiones, como consecuencia de la utilización de leyes como la "ley Mordaza", al no saber resolver los conflictos sino es con la utilización de la fuerza. Sentimos que son tal la cantidad de casos en estos momentos en los tribunales que es prácticamente imposible nombrarlos a todos.

Operación arana. La cara B de las acusaciones de los fiscales por enaltecimiento en redes sociales

fotoALEJANDRO TORRÚS. publico.es.- Los escritos de acusación con los que los fiscales están pidiendo penas de prisión por enaltecer el terrorismo en redes están trufados de mensajes que rara vez pueden considerarse delictivos y que tratan de criminalizar comportamientos o pensamientos que nada tienen que ver con el enaltecimiento del terrorismo.

El fiscal de la Audiencia Nacional José Perals Calleja pidió dos años de prisión y una multa diaria de 10 euros durante 16 meses contra el abogado Arkaitz Terrón Vives por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo en redes sociales. Su delito, según el escrito del fiscal, había sido rendir homenaje en redes sociales a tres de los cinco últimos fusilados por el franquismo en septiembre de 1975; escribir dos chistes sobre el expresidente del Gobierno franquista Carrero Blanco; uno más sobre la víctima del terrorismo de ETA Irene Villa; y despedir con las palabras "Salud y honor" al preso Arkaitz Bellon, que murió en la cárcel tras ser condenado por acciones de kale borroka

Las madres de Altsasu: "Sentimos indefensión y un miedo terrible"

fotoCoincidiendo con el primer aniversario de las detenciones, los abogados de los jóvenes acusados de "terrorismo" por una pelea de bar darán a conocer la "situación extremadamente alarmante" que enfrentan sus defendidos. La mayor parte de las pruebas que han solicitado los letrados no han sido admitidas.

DANILO ALBIN. publico.es.- Hay detalles y gestos que sólo una madre puede percibir. Bel Pozueta, una mujer de Altsasu que lleva exactamente un ano visitando a su hijo en una cárcel, lo acaba de vivir en carne propia. "Le miré a los ojos. Sé que le pasaba algo. Tenía cara de no haber dormido", relata. La escena había transcurrido 24 horas antes en la prisión de Aranjuez. Allí está Adur Martínez de Alda. El hijo de Bel. El presunto "terrorista" al que la Fiscalía de la Audiencia Nacional y COVITE quieren ver condenado a medio siglo de cárcel por una pelea de bar. De ahí las ojeras del joven. De ahí el miedo de la madre.

Páginas

Suscribirse a Canal de noticias de la página principal