Homenaje a Pablo Molano

fotoEl 14 de febrero nos dejaba este joven luchador, vecino del barrio del Poble Sec de Barcelona. El jueves fué incinerado en el cementerio de Montjuïc. Recuperamos una entrevista, hasta ahora inédita, realizada en enero de 2015

Redacció Directa. 19/02/2016.-  Pablo Molano Romero, conocido y reconocido luchador social de Barcelona de origen colombiano, murió el 14 de febrero a la edad de 32 años. A lo largo de la última década estuvo implicado en el Espai Magdalenas, Okupem les Ones, las luchas estudiantiles contra el plan Bolonia, el Movimiento del 25, la okupación de la sede de Banesto de plaza Catalunya, la organización de la huelga general del 29 de septiembre de 2010, la Universitat Lliure La Rimaia, la Casa de la Huelga de la Vía Laietana, la acampada del 15-M en plaza Catalunya, la huelga general del 29 de marzo de 2012 y la gestación de los colectivos Rereguarda en Moviment y el Ateneu la Base del Poble Sec, entre otros.

Ayuntamiento Barakaldo cita a declarar por delito penal de injurias a Berri-Otxoak

fotoEl Ayuntamiento implanta la “Ley Mordaza” en Barakaldo

En la mañana de ayer 18 de febrero se ha desarrollado una movilización para denunciar la citación judicial que, por un supuesto delito penal de injurias, ha sufrido el colectivo social de Barakaldo, “Berri-Otxoak”. El “delito”: denunciar los sueldos de los políticos liberados del consistorio fabril; y los recortes sociales que imponen.

Alacant. Charla-coloquio ¡¡¡Por la Amnistía social ya!!!

cartelEn los últimos años, muchas personas hemos padecido sanciones (o estamos en la lista de espera) cuando, en defensa de nuestros derechos básicos (sanidad, educación, vivienda, libertad de expresión, de concentración, de huelga, de manifestación y por la dignidad humana) y forzadas por unas circunstancias de las que somos víctimas, hemos sufrido en nuestras carnes la rigurosidad de las leyes vigentes y la desproporcionada actuación de los cuerpos de seguridad del Estado.

Titiriteros: esa noble y loable profesión

00Por José Iglesias Fernández.- De pequeño quería ser cómico, titiritero, bufón, juglar. Nobles actividades que siempre pensé que se distinguían por un compromiso histórico en defensa de los débiles. Sin perder nunca la sonrisa, la ironía y la crítica socarrona siempre han sido armas que emplean los titiriteros contra el atropello de los poderosos, que no cesan de practicar su terrorismo de clase para lucrarse de las personas más frágiles y desamparadas en cada sociedad. La historia de la humanidad está llena de ejemplos de payasos y trovadores, porque esta historia se caracteriza por el abuso de los poderosos contra los oprimidos. Es la historia de la lucha de clases, decía aquel conocido pensador.

Páginas

Suscribirse a Canal de noticias de la página principal